¿Qué es el Dióxido de Titanio?

El titanio es el noveno elemento más común en la tierra, pero no existe en su estado elemental en la naturaleza. En condiciones normales, es muy común que reaccione con el oxígeno para formar óxido de titanio para que a su vez pueda formar dióxido de titanio, cuya fórmula química es TiO 2, también conocido como óxido de titanio (IV). Es una sustancia excelente, muy utilizada por su color blanco brillante y deslumbrante, su capacidad de dispersión de la luz y su resistencia a los rayos ultravioleta.

Se utiliza principalmente como componente colorante en diversos productos de uso diario, lo que aporta importantes beneficios mejorando la calidad de vida. Además, vale la pena señalar que su alto índice de refracción (es decir, su capacidad para dispersar la luz) es incluso mayor que el del diamante. Esto lo convierte en una sustancia increíblemente brillante y un material ideal para el diseño estético.

Tiene la capacidad de proporcionar brillo sin toxicidad ni reactividad y puede mejorar la blancura y el brillo de muchos materiales. Se utiliza en pinturas, plásticos, papel, medicamentos, protectores solares y alimentos y otros productos.

Debido a sus diversas propiedades, se ha demostrado que el dióxido de titanio se utiliza en muchas aplicaciones beneficiosas para el medio ambiente. El titanio existe en los minerales de la corteza terrestre en forma de óxidos. También se encuentra junto con otros elementos, como el calcio y el hierro.

Características:

  • Fórmula: TiO2.
  • Clasificación: Óxido.
  • Masa molar: 79,866 g/mol.
  • Densidad: 4,23 g/cm³.
  • Punto de fusión: 1.843 °C.

Formas del dióxido de titanio:

El tamaño de las partículas de TiO2 de grado pigmentario es de aproximadamente 200-350 nm. Esta forma representa el 98% de la producción total y se utiliza principalmente para dispersar la luz y crear superficies opacas en pinturas y otros productos (incluido el uso como base para pinturas de varios colores y blanco brillante simple).

El TiO2 tiene diferentes cualidades, según se produzca como pigmento, esta forma es insípida e insoluble.

El TiO2 ultrafino (grado de nanomaterial) está compuesto de partículas primarias con un tamaño de menos de 100 nm. En esta forma, el dióxido de titanio es transparente (incoloro) y sus propiedades de dispersión y absorción de rayos UV son mejores que las partículas de TiO2 de grado pigmentario más grandes.

El dióxido de titanio tiene un brillo excelente, que puede proporcionar un brillo, intensidad de color, opacidad y blancura únicos. Al mismo tiempo, tiene resistencia y su estabilidad al calor, la luz y los elementos puede prevenir la degradación de los recubrimientos y películas protectoras y la fragilización de los plásticos.

Es un producto considerado protector debido a que tiene la capacidad de dispersar y absorber los rayos ultravioleta, lo que demuestra que es un ingrediente esencial en los filtros solares, ya que puede proteger la piel del daño por radiación y los efectos cancerígenos. Potente, se puede utilizar como fotocatalizador en paneles solares y reducir los contaminantes del aire.

Usos:

En la industria de la pintura, su aplicación específica como pigmento de pintura, el TiO2 se denomina Blanco de titanio, Blanco de pigmento 6 o CI77891. Debido a sus poderosas propiedades blanqueadoras, también se le llama” blanco perfecto “o” más blanco”.

Es una sustancia que además de su uso en pinturas, revestimientos catalíticos, plásticos, papel, productos farmacéuticos y protectores solares, sus aplicaciones en productos como envases, tintas de impresión comercial, cosméticos, dentífricos y alimentos también son poco conocidas.

dioxido de titanio quimica industrial chile 2El dióxido de titanio se ha convertido en uno de los pigmentos más comunes del mundo y es la base de casi todos los colores de pintura. También se encuentra en pinturas y plásticos.

Su alto índice de refracción significa que, como pigmento, puede dispersar la luz visible. El resultado es un color opaco que tiene una calidad brillante y reflectante cuando se aplica a una superficie o se incorpora a un producto.

Se utiliza como revestimiento de turbinas eólicas para darles un color blanco adecuado y protegerlas de la degradación provocada por los rayos ultravioleta. Por la misma razón, este dióxido de titanio de grado alimenticio también se encontró en dos marcos de ventanas de plástico como aditivo alimentario aprobado para el consumo humano.

En la industria alimentaria, el dióxido de titanio de grado alimenticio es un aditivo alimentario aprobado para el consumo humano, llamado E171. Puede usarse como agente blanqueador en muchos alimentos, pero también puede usarse como potenciador del color y la textura, agregando suavidad al chocolate o agregando acidez a los dulces.

En el campo de la cosmética y el cuidado de la piel, el dióxido de titanio se utiliza como espesante en pigmentos y cremas. En los protectores solares, el dióxido de titanio ultrafino es útil debido a su transparencia y capacidad para absorber los rayos ultravioleta.

El dióxido de titanio y el medioambientales:

Cuando se agrega a revestimientos de pintura en el exterior de edificios en climas cálidos o tropicales, las propiedades blancas y reflectantes del dióxido de titanio pueden ahorrar mucha energía al reducir la necesidad de encender el aire acondicionado. Debido a su opacidad, no es necesario aplicar recubrimientos gruesos o de doble capa, lo que mejora la eficiencia de los recursos y evita el desperdicio.

Como fotocatalizador, se puede agregar dióxido de titanio a pintura, cemento, ventanas y baldosas para descomponer los contaminantes ambientales. Juega un papel vital como catalizador en los sistemas de escape de automóviles, camiones y centrales eléctricas porque minimiza el impacto en el medio ambiente e incluye la producción de energía limpia.

El dióxido de titanio puede someterse a un proceso de hidrólisis (dividiendo el agua en partículas de hidrógeno y oxígeno) y luego utilizar el hidrógeno obtenido como combustible. Por lo tanto, la superficie es eficaz para la purificación ambiental y la esterilización de varios revestimientos protectores.

El dióxido de titanio puede ser adquirido en Química Industrial Chile , distribuidora a nivel nacional, poniéndote en contacto con nuestros asesores.

Abrir chat